cell

Of all the genres you write in, which is the most fun? The most difficult? The most rewarding?

The most fun comes when you catch hold of an idea or a situation that’s simple but filled with possibility — “The Long Walk,” “Thinner” and “Cell” all come to mind.

Oh, vamos, Stephen, Cell es una auténtica basura, aunque quizá pueda reconocerle el mérito de no llamarse —ni ser, si a eso vamos— Buick 8. Un coche perverso.

Vía.

Está siendo un invierno muy apacible.

Y echo de menos cosas como ésta:

Por primera vez desde que llegaron al Maine, se sentía plenamente encajado en su casa. En aquella soledad, a la luz grisácea del anochecer, en el umbral del invierno, se sentía triste y extrañamente excitado a la vez. Y también colmado, colmado como nunca se había sentido, o no recordaba haberse sentido.

Aquí va a pasar algo, hermano. Y algo muy extraño.

Stephen King, Cementerio de animales.

(Puedes compras Cementerio de animales en Amazon y en Casa del Libro.)

En relación con las clases de escritura creativa…

… Stephen King dice, entre otras cosas:

Y no olvidemos las críticas. ¿Qué hay de ellas? ¿Qué valor tienen? Según mi experiencia, lamento decir que muy escaso. Suelen ser de una vaguedad exasperante. Sale fulanito y dice: «Me encanta el clima del cuento de Peter… Tiene algo como… como una sensación de… no sé, como muy tierno… No sé describirlo bien…»

Otras gemas del seminario con «me da la sensación de que pasa algo con el tono», «el  personaje de Polly me ha parecido muy estereotipado», «me han gustado mucho las imágenes, porque ayudan a ver con claridad de lo que trata»…

Y en vez de coger las palomitas recién hechas y acribillar al charlatán, el resto del corro suele «asentir con la cabeza», sonreír y mostrarse «pensativo». Demasiado a menudo, los profesores y escritores residentes asienten, sonríen y compiten en mostrarse pensativos. Por lo visto hay pocos inscritos a quienes se les ocurre que si tienen tal o cual sensación y no pueden describirla, es como, no sé, una especie de, ahora no caigo, quizá te gayas equivocado de clase, joder.

Stephen King, Mientras escribo.