jacques-bogart-one-man-show

Creo que aquí hay el comienzo de una deliciosa novela cómica de Tom Sharpe: «My friend from Kenya used to wear it a lot when we were studying medicine in Nepal way back in 1994». En realidad lo escribe un tal Tropicalstorm en su reseña de One Man Show, perfume de la casa Jacques Bogart al que le he echado el ojo por ninguna razón en particular, salvo quizá que estos días —de nuevo, no podría precisar un motivo— tengo el ánimo nostálgico y la vista puesta veinte años atrás. El perfume cuesta sólo catorce euros en Amazon, pero no desearía abusar: estoy considerando la compra de Vintage de John Varvatos y de Or Black de Pascal Morabito, esta vez sí, con la intención de enseñorearme. Y en ese plan.

En cuanto a las reseñas de One Man Show en Basenotes, no os perdáis esta perla: «A blind buy for me – and I don’t regret it, although the One Man Show in question is more likely to be at a public urinal than a piano recital – although if the latter were the case, you could probably smell it on the other side of the auditorium». La escribe Tucker (no puedo enlazar directamente a su reseña).

¿Te ha gustado? Ayúdame a mejorar realizando tus compras en Fapex o Perfume's Club.