La tormenta en el vaso de agua

pablo-iglesias-eta

Luego véase esto:

Santiago González expone el contexto:

El director de ‘La noche en 24 horas’, Sergio Martín, le hizo una pregunta conceptualmente muy pertinente sobre si había que darle la enhorabuena por la salida de la cárcel de Santi Potros, 35 asesinatos a sus espaldas, insisto. Ha habido una remolina en Twitter pidiendo la expulsión de Martín por ejercer de periodista: La ex ministra zapaterista María Antonia Trujillo, el ex tertuliano de Julia Otero, Maximo Pradera y otros subproductos catódicos se sumaron a la indignación.

En El Mundo, a cuya portada corresponde la captura de pantalla, publican:

El órgano de representación de los trabajadores ha abierto un proceso deontológico para analizar lo ocurrido, con especial atención a esa cuestión, y ha pedido una aclaración al propio Martín, que no ha respondido al Consejo, según ha podido saber EL MUNDO. A continuación, el Consejo de Informativos ha enviado su dictamen a José Antonio Álvarez Gundín, director de Informativos; a Sergio Martín, afectado y director del Canal 24 Horas; y al Consejo de Administración de la corporación RTVE. Posteriormente, ha enviado un comunicado a los medios en el que se reclama “la dimisión o la destitución inmediata” de Sergio Martín “por comprometer la credibilidad e independencia de los Servicios Informativos de TVE”.

Si eso es todo, calma entonces: no existen credibilidad ni independencia que comprometer.

La sobreexposición puede ser fatal para [Pablo Iglesias] en el año que aún queda para las elecciones generales y no tiene motivos para esperar que todos los periodistas sean Jesús Cintora o Iñaki López. Con todo, lo mejor fue el acto de justicia de Tele-5 ante su audiencia: sustituyó a Pablo Iglesias por lo más aproximado que había en el mercado nacional: el pequeño Nicolás.

Negritas añadidas. Innecesariamente.

El chollo va a cambiar de bando.