Una pequeña y extraña debilidad

george-orwell

Mabel Fierz, who later became [George Orwell, nacido Eric Arthur] Blair’s confidante, said: "He used to say the one thing he wished in this world was that he’d been attractive to women. He liked women and had many girlfriends I think in Burma. He had a girl in Southwold and another girl in London. He was rather a womaniser, yet he was afraid he wasn’t attractive."

Vía. Y de 1984:

Se quitaron la ropa y treparon a a la enorme cama de caoba. Era la primera vez que él se desnudaba en su presencia. Hasta ese momento le había avergonzado demasiado su cuerpo pálido y escuálido, con las varices asomando en las pantorrillas y la herida descolorida en el tobillo.

No sugiero nada, en realidad. Nadie ha dicho, hasta donde yo sé, que 1984 sea una novela autobiográfica, y muy bien podría ser que Orwell no compartió en vida ningún rasgo del carácter de Winston Smith. Tan sólo me ha parecido una coincidencia interesante.

España, 2014

En un momento de lucidez, Winston descubrió que estaba gritando con los demás y dando patadas con violencia contra el marco de la silla. Lo más horrible de los Dos Minutos de Ocio no era que la participación fuese obligatoria, sino que era imposible no participar. Al cabo de treinta segundos, se hacía innecesario fingir. Un espantoso éxtasis de temor y afán de venganza, unos deseos de asesinar, torturar y aplastar caras con un mazo parecían recorrer a todo el mundo como una corriente eléctrica, y lo convertían a uno, incluso en contra de su voluntad, en un loco furioso. Y, no obstante, la rabia que se sentía era una emoción abstracta y carente de finalidad que podía dirigirse de un objeto a otro como la llama de un soplete.

George Orwell, 1984.