En resumidas cuentas, por qué venció —¡ay!— Barack Obama…

You’ve seen the exit-poll numbers: In Mississippi, 89 percent of whites voted for Romney, while in Vermont only 33 percent did. Married women went 53-46 for Romney, while unmarried women went 68-30 for Obama. Black women aged 18-29 voted for Obama at a North Korean level: 98 percent.

Amnesty for illegals is supposed to be a big selling point with the Hispanic vote, yet as every numerate pundit has noted, Hispanics were less inclined to vote Republican after Ronald Reagan’s 1986 amnesty than they were before.

Discurre el siempre desacomplejado John Derbyshire.

¡Ojo!

A lo largo de toda la historia siempre ha habido una o dos ciudades de tamaño monstruoso: Babel o Babilonia, Ur—Lhassa, Siracusa, Roma, Samarcanda, Tenochtitlán, Pekín…, pero nosotros vivimos en la Era Megapolitana (o Necropolitana), donde esas aciagas lacras son múltiples y amenazan con abarcar y envolver el mundo con ciudades funerarias y multipotentes. Necesitamos un Pitágoras Negro para que revele la capa maligna de nuestras monstruosas ciudades y sus hediondas y chirriantes canciones, igual que el Pitágoras Blanco reveló la capa de las esfera celestiales y sus sinfonías cristalinas haces dos mil quinientos años.

[…] Puesto que los hombres de las ciudades modernas habitamos ya en tumbas, acostumbrados a la mortalidad, surge la posibilidad de la prolongación indefinida de esta muerte en vida. Sin embargo, aunque es bastante practicable, sería una existencia morbosa y abatida, sin vitalidad o incluso pensamientos, sino sólo paramentación, y nuestros compañeros las entidades paramentales de origen azoico son más sañudas que las arañas o las comadrejas.

[…] El material ciudadano electromefítico del que hablo tiene potencial para conseguir vastos efectos en tiempos y localidades distantes, incluso en el lejano futuro y en otros mundos, pero no pretendo discutir en estas páginas de las manipulaciones requeridas para su control y manipulación.

Escribe Thibaut de Castries en Magapolisomancia.

Continue reading

Citando a Sostres, qué cosas…

… pero es que ésta es la clave y el hombre lleva razón:

Es tal la arrogancia relativista, y tal su ceguera, que luego estas chicas, cuando se sienten ultrajadas y vacías, dicen que la vida no tiene sentido y acusan a la Iglesia de intolerante y de fascista.

Dice aquí.

Añadido: Por cierto que el hecho de que el primer comentario, escrito astutamente por un tal Tintin, haya recibido cosa de diez veces más votos negativos que positivos da que pensar casi tanto como la columna en cuestión. El comentario reflexiona:

El becerro de oro materialista necesita a sus adoratrices, las fornicadoras. Hay que empezar a llamarlas por lo que son no por lo que dicen ser. Igual que el comunismo es la antítesis de la vida en comunidad, el feminismo es la antítesis de la feminidad. Es lo que pasa cuando aceptas que ellos mismos se pongan sus nombres, que ya partes con media batalla perdida.

La Gran Ramera. (Hacen méritos.)

"Europa, vuelve a encontrarte. Sé tú misma, descubre tus orígenes". Esta frase de Juan Pablo II en Santiago de Compostela allá por 1982 tiene hoy más vigencia que nunca ahora que los países europeos y sus instituciones no sólo se han olvidado de su pasado sino que además lo desprecian por motivos y argumentos de los más diversos.

El último caso es de lo más clarificador por lo llamativo del suceso. Eslovaquia, país miembro de la zona euro, había preparado una moneda de dos euros para conmemorar un acontecimiento de carácter nacional, al igual que hacen todos los estados. La moneda estaba acuñada con la imagen de San Cirilo y San Metodio, los llamados apóstoles eslavos.

Sin embargo, esto no ha gustado a la Comisión Europea y a algunos países. De hecho, la agencia AFP informa que éstos "han pedido a Eslovaquia eliminar algunos símbolos de la moneda para cumplir con el principio de neutralidad religiosa".

Adiós a los santos en los euros.

Largas sus manos…

… y vasto su poder:

Our rulers hold democracy in contempt. In Parliament yesterday, Sir Tony Baldry announced that the new Archbishop of Canterbury would be summoned to Westminster in the coming weeks and told that MPs will not wait for a new vote on women bishops. He will be instructed to organise another vote ahead of the agreed five-year timetable. The Church of England will be expected to choose women bishops this time, and they will vote again and again until they get it right.

Parliament has no respect for democracy. The ‘people who know best’ are taking over our lives.